Hace tu propio gel de Aloe Vera

Si alguna vez te insolaste o te lastimaste, probablemente te hayan recomendado usar aloe vera.
¡Hoy vamos a descubrir cómo hacer gel de Aloe Vera en casa!

Esta es una planta que crece en ambientes secos y cálidos, con unas hojas tan lindas que es común encontrarla decorando los jardines. Tiene más de doscientas variedades; la más común es el Aloe barbadensi. Lo mejor es que, en su interior, contiene un gel con muchos beneficios para la piel: cicatrizante, antiinflamatorio, entre otros. Te proponemos hacer tu propio gel de aloe vera, siguiendo estos pasos. Si no tenés una planta, ¡se pueden conseguir en cualquier vivero!

Las hojas de aloe vera son largas y ligeramente curvadas con bordes dentados. El gel es la parte gruesa y carnosa que se encuentra entre la piel de la hoja. A la hora de cosecharlo, elegí las hojas más viejas y grandes que estén más cerca del piso. Cortalas con un cuchillo en la base y colocalas horizontalmente en el recipiente por una hora para que drene el gel.

 

¡Cuidado! Este es un líquido amarillo que puede causar una reacción alérgica cuando entra en contacto con la piel, así que asegurate de esperar al menos una hora antes de extraer el gel.
VAS A NECESITAR:

Esta es una planta que crece en ambientes secos y cálidos, con unas hojas tan lindas que es común encontrarla decorando los jardines. Tiene más de doscientas variedades; la más común es el Aloe barbadensi. Lo mejor es que, en su interior, contiene un gel con muchos beneficios para la piel: cicatrizante, antiinflamatorio, entre otros. Te proponemos hacer tu propio gel de aloe vera, siguiendo estos pasos. Si no tenés una planta, ¡se pueden conseguir en cualquier vivero!

Las hojas de aloe vera son largas y ligeramente curvadas con bordes dentados. El gel es la parte gruesa y carnosa que se encuentra entre la piel de la hoja. A la hora de cosecharlo, elegí las hojas más viejas y grandes que estén más cerca del piso. Cortalas con un cuchillo en la base y colocalas horizontalmente en el recipiente por una hora para que drene el gel.

 

¡Cuidado! Este es un líquido amarillo que puede causar una reacción alérgica cuando entra en contacto con la piel, así que asegurate de esperar al menos una hora antes de extraer el gel.