Ciencia Desde el Corazón

Bibiana Vilá es una bióloga argentina que encontró
su lugar en el mundo en la provincia de Jujuy, hogar
de un animal bello y veloz: la vicuña.
Ciencia Desde el Corazón

¿Cuándo elegiste estudiar biología?
Siempre sentí fascinación por los seres
vivos, son seres sintientes, no muy
diferentes a los humanos. El amor a
los animales me hizo pensar que iba a
ser veterinaria, pero me gustaba más
la vida silvestre. A los seis años me
enteré que existía la biología y eso me
encantó.
Luego estudiaste y te recibiste pero
¿cómo llegaste a Jujuy?
Cuando recién me recibí de Bióloga
a los 23 años empecé trabajando en
la Patagonia con mamíferos marinos.
Pero después me tiró el norte, yo
había viajado mucho por la zona y la
vicuña me gustaba, es un mamífero
interesante y poco estudiado.
¿Cómo es una vicuña?
Las vicuñas son animales gráciles, finitos,
elegantes. Son lo más lindo
del camello, porque son camélidos.
Son chiquitas, corren a toda velocidad,
son herbívoros que viven en un desierto,
están súper adaptadas a la Puna, son
bellas, son muy fuertes, tienen ojos
negros muy profundos y siempre atentos.
Son el animal de la Pacha Mama.
Bibiana lidera un enorme equipo
junto a la bióloga Yanina Arzamendia
y la veterinaria Gisela Marcoppido.
Su trabajo permitió mejorar las
posibilidades de vida de las Vicuñas
gracias a la recuperación de técnicas
ancestrales.
¿Qué trabajo de conservación realizás
junto a tu equipo?
Los problemas de la conservación de
la vicuña son el valor de su pelaje y
la caza furtiva, el problema es social
y no biológico exclusivamente.
Trabajar con las poblaciones
que conviven con el animal es
muy importante, ellos tienen
información fundamental. Un
salto en nuestra investigación
fue reponer el Chaku
prehispánico y llevarlo adelante
con los pobladores.
“Chaku” es un vocablo
quéchua que refiere a una
práctica ancestral de captura,
esquila y liberación de las
vicuñas. Bibiana y su equipo
sumaron una mirada científica
a esta técnica aplicando
ciencia para el bienestar
animal. Esto permite que
se pueda aprovechar la fibra
para tejidos sin lastimar
a las vicuñas.
¿Qué es hacer ciencia para vos?
Es la forma más linda de pensar el
mundo. Yo hago una ciencia afectiva,
desde el cerebro y desde el corazón.
A mí me pasan cosas cuando hago mi
trabajo, me emociono y me encanta el
razonamiento científico.