¡Los volcanes explotan así! Segunda parte

Si estás leyendo estas palabras es porque tenés en tus manos Intrépidas 3… ¡e hiciste el experimento del volcán en frío! Y, si no es así, ¿qué estás esperando? Van los pasos para que lo intentes en tu casa:

 

¡Burbujas! Esta increíble erupción casera tiene un secreto químico.

 

La química es la ciencia que estudia

cómo está compuesta la Materia y cuáles son sus propiedades. Además, se encarga de investigar las transformaciones que sufre la materia cuando los elementos que la componen cambian.

 

 

 

Para el experimento usamos dos sustancias: vinagre y bicarbonato de sodio. Cuando se mezclan, se transforman generando otros productos: un gas, una sal y agua.

vinagre + bicarbonato de sodio → gas + sal + agua

 

Y,¿cuál es el secreto de este cambio?

 

Todos los elementos que nos rodean están constituidos por moléculas. Cuando las moléculas de diferentes elementos se juntan se comportan de distintas formas. Cuando analizamos el experimento, y el porqué del resultado burbujeante de nuestro volcán, vemos que cuando los elementos involucrados se encuentran se convierten en algo nuevo.

 

En el medio, sucede una reacción química que involucra un ÁCIDO (el vinagre) y una BASE (el bicarbonato de sodio).

 

ÁCIDO y BASE son categorías que utiliza la química para agrupar

elementos que comparten ciertas características.

 

Los ácidos tienen un sabor agrio y pueden disolver muchos materiales. El jugo de limón, y nuestro amigo el vinagre, están entre ellos al mismo tiempo que otros elementos mucho más corrosivos como el ácido clorhídrico, presente en los jugos gástricos que procesan los alimentos que ingerimos.

 

Las bases son amargas y tienen una textura jabonosa. Los detergentes, acondicionadores y nuestro amigo el bicarbonato se encuentran en este grupo.

 

En el volcán se unen las moléculas del vinagre (ácido) y las del bicarbonato de sodio (base). los átomos que componen ambas sustancias reaccionan y se separan, volviéndose a juntar pero de forma diferente creando elementos nuevos.

 

Este principio tiene un nombre, y es un célebre dicho (¡hasta hicieron canciones!): “Nada se crea, nada se destruye, todo se transforma”. Lo dijo un gran químico francés, Antoine Lavoisier en el siglo XVIII. Y..¿.sabías qué? Trabajaba con su esposa, Marie Anne Pierrette Paulze . Quizás pensaron juntos esa frase o ¿quizás sea de ella?

 

Esto lo podemos escribir en otro lenguaje, ¡el de la química!

 

Las sustancias pueden expresarse según su composición en un código de letras y números. Las letras refieren a los elementos y la cantidad de átomos que componen la molécula de ese elemento. Una de las más conocidas es la del agua:

 

Molécula de agua: H2O → 2 átomos de hidrógeno (H) y 1 átomo de oxígeno (O)

 

En el caso de nuestro experimento sería así:

 

bicarbonato de sodio     + vinagre        →    sal + agua + gas

 

            NaHCO3              + CH3COOH     → CH3COONa   + H2O   + CO2

 

Hay algo muy mágico (y práctico) con este lenguaje químico: en cada parte de la ecuación ¡hay la misma cantidad de símbolos! ¿Te diste cuenta?

 

Si repetís el experimento podés intentar otras formas de hacerlo para registrar cómo funciona si alterás algo de los elementos:

  1. ¿La temperatura del vinagre afecta la rapidez con la que el volcán entra en erupción?

  2. ¿La forma del volcán afecta la dirección en que viaja la erupción?

  3. ¿Qué combinación de vinagre y bicarbonato de sodio crea la mayor erupción?

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes

December 19, 2017

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook Social Icon
  • Instagram
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Pinterest Social Icon